Antecedentes

El olivo es un cultivo mediterráneo que está presente en la historia y el paisaje de Navarra desde hace dos mil años. Primero fueron los fenicios, los griegos y los romanos, y más tarde los árabes, los que extendieron y perfeccionaron las técnicas de cultivo del olivar y de extracción de aceite. La arqueología ha encontrado testimonios de la existencia de molinos de aceite o "trujales" en las villas romanas de Liédena, Cascante, Barillas, Ablitas y "Las Musas" de Arellano.

La olivicultura de Navarra tuvo el máximo desarrollo en la primera mitad del siglo XX, y sus aceites recibieron galardones, como el premio obtenido por un aceite de Cascante en la Exposición Universal de Sevilla en 1.929.

La superficie máxima de cultivo se alcanza en el año 1967 con 8.682 ha. Posteriormente descendió hasta 2.297 ha en el año 1995. A partir de esa fecha se detecta un resurgimiento del cultivo,hasta las casi 6.000 ha. A su vez se produjo una reestructuración de las almazaras cooperativas existentes, reduciendo su número a las nueve que actualmente funcionan y al establecimiento de almazaras privadas, con un criterio industrial innovador y unos métodos de comercialización diversificados.

Todo ello unido al gran avance en los procedimientos de extracción ha dado lugar a aceites con índices de calidad elevados que han colocado al "Aceite de Navarra" en el mercado nacional e internacional, rompiendo su tradicional destino como producto de autoconsumo.

La Denominación de Origen Protegida


Con el sello de la Denominación de Origen, únicamente se comercializa Aceite de Oliva Virgen Extra, obtenido de la aceituna de vuelo de las variedades: Arróniz, Empeltre y Arbequina.

El "Aceite de Navarra" organolépticamente, es un aceite con frutado de medio a intenso, con notas verdes, con un amargor y un picante característicos, muy equilibrado, de ligero a medianamente intenso, pero no dulce.

Su composición varietal, el grado de madurez con que se recoge la aceituna, la latitud y las condiciones climáticas de la zona, son los factores que afectan a la composición en acidos grasos del "Aceite de Navarra", determinando la elevada proporción de ácido oleico


ZONA AMPARADA
El área geográfica delimitada por la D.O.P. "Aceite de Navarra" comprende un total de 135 municipios del Sur de Navarra. Una zona que se caracteriza por una clara influencia mediterránea, con fuertes contrastes térmicos, pluviometría escasa, alta insolación, influencia de viento dominante del noroeste (cierzo) y corto periodo libre de heladas. Los suelos son pardo calizos carbonatados.

CARACTERÍSTICAS
La recolección precoz de la oliva para evitar las heladas tempranas condiciona la obtención de un fruto con grado de maduración relativamente verde, que junto con las condiciones edafoclimáticas (suelos calizos, clima seco y soleado debido a la barrera montañosa y al viento frió y seco "cierzo") dan lugar a unas extraordinarias cualidades organolépticas, que se manifiestan en un "frutado" de medio a intenso, con notas verdes ,con un amargor y un picante característicos, muy equilibrado, de ligero a medianamente intenso, pero no dulce

CONTROL Y CERTIFICACIÓN
El Instituto Navarro de Tecnología e infraestructuras Agroalimentarias, S.A. (INTIA Certificación) es la entidad que certifica la trazabilidad en todo el proceso y la calidad del aceite obtenido.

Recuerda que sólo son de Navarra los aceites que llevan la contraetiqueta numerada
INTIA | Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias
Avda. Serapio Huici, 22. Edificio Peritos | 31610 Villava
Tfno. 948 01 30 40 | Fax: 948 01 30 41
Desarrollado por:
Mimetica Comunicación