El aceite de oliva
en la cocina

Desde hace milenios, el aceite de oliva virgen extra forma parte inseparable de la gastronomía de los países mediterráneos. De hecho, toda la cultura culinaria española asienta sus raíces en las virtudes de este producto, que manifiesta el mismo protagonismo tanto en las recetas como en las creaciones más vanguardistas.

El aceite de oliva virgen extra se adecua perfectamente a todo tipo de usos y aplicaciones en la cocina, pues realza el sabor de los alimentos haciéndolos más apetitosos. Es excelente con alimentos crudos y un perfecto aliño para todo tipo de platos fríos y calientes como sopas, vegetales hervidos y carnes o pescados a la plancha o al vapor.

El aceite de oliva virgen extra proporciona un agradable aroma y sabor a la mayonesa y a otras muchas salsas. Dada su estabilidad térmica, el aceite de oliva es ideal para cocinar a altas temperaturas como en el caso de los alimentos salteados, asados, estofados o fritos.

 

Los principales enemigos del aceite de oliva son el aire,la luz y el calor, por lo que conviene conservarlo adecuadamente cerrado, a temperatura ambiente y en lugar alejado de la luz solar directa. Además, como producto natural, el aceite de oliva no mejora con el tiempo, por lo que lo más adecuado es consumirlo cuanto antes dentro de su año de producción.

¿Sabias
que?

1. Las ensaladas y verduras

deben aliñarse primero con aceite de oliva virgen extra y sal, y luego con vinagre o limón. Añadiendo primero el aceite se proporciona una capa protectora que evita que las verduras se marchiten.

2. El AOVE

es excelente para untar las carnes hechas en barbacoa, ya que ayuda a conservar los jugos naturales.

3. Hacer carne a la brasa

con aceite de oliva virgen extra añade sabor mientras la carne se está dorando. Los ingredientes deben cocinarse a fuego lento y con poco aceite.

4. Cualquier carne, pescado o verdura

frito en aceite de oliva virgen extra gana en sabor, ya que el aceite evita que la comida se pegue y resulte grasienta.

5. La carne marinada

en AOVE antes de su preparación resulta más sabrosa. Como el aceite de oliva es un producto muy delicado, facilita la mezcla de hierbas aromáticas y especias.

6. Un aperitivo delicioso

puede ser untar un poco de ajo en un pan tostado y luego añada un chorrito de aceite virgen extra.

7. Con la pasta

Si usas unpoco de AOVE al cocer la pasta, evitarás que ésta se pegue.

8. Los ingredientes

deben estar secos antes de freírlos, para conseguir los mejores resultados.

9. Asegúrate de que la sartén

contiene suficiente aceite de oliva virgen extra para cubrir los ingredientes. Si hay poco, la comida se quedará muy blanda o se quemará.

10. En la sartén

El aceite de oliva virgen extra debe estar caliente, pero no humear cuando la comida esté en el aceite.